El placer de aprender

...aprender es un placer.. aprender es la vocación de todo ser viviente.

Armonizando estados alterados de conciencia, recitado rítmico, respiración y música, ascenderemos en espiral hacia las reservas de la mente. Una vez establecida esta conexión, llega la consciencia de ella. La esfera de percepción consciente se amplía. Por medio de la consciencia ampliada podemos controlar y seleccionar las percepciones que queramos dice Lozanov. "Nos hacemos autodesarrollados."

Cuando establecemos contacto con la mente superior, dejamos las limitaciones espacio temporales, lo que tiene una repercusión trascendental.

Nuestro método de Súperaprendizaje utiliza, de modo positivo, la información periférica, (subliminal) que recibimos continuamente. Ayuda también a establecer un tráfico en dos direcciones en la conexión consciente inconsciente, de modo que podamos evocar lo que percibimos. En realidad, Lozanov se dedicó a la enseñanza con el propósito de curarse de su aversión al aprendizaje.

El placer de aprender es otro principio básico de los métodos de Súperaprendizaje. Quizás esta sensación de entusiasmo sea una norma más que hemos olvidado. Los niños pequeños tienen esta alegría de forma natural; si no la tuviesen, jamás aprenderían a andar, a hablar o a alimentarse por sí mismos. Pero luego quedan atrapados en lo que Alan Watts llamaba "la conspiración para que no sepas quien eres". O como decía otro: "las sombras de la cárcel empiezan a cernirse sobre el niño que crece..."

Los métodos de Súperaprendizaje logran que el conocimiento nazca sin dolor, sin tensiones, sin preocupaciones ni aburrimiento. En ellos se señala que esforzarse demasiado sólo obstaculiza el aprendizaje. Porque el aprendizaje es algo libre de tensión y de esfuerzo. Aprender es en realidad un placer, no un problema.

El aprender fácilmente no tarda en provocar, a su vez, alegría. Por ejemplo, si usted sabe muy pocas cosas, aprender algo nuevo cuesta más porque no tiene con que relacionarlo ni compararlo. Si, en cambio, va acumulando un saber, entonces cada nuevo elemento puede integrarse a los anteriores. Aprendemos relacionando ideas. De modo que gradualmente adquirir nuevos conocimientos es cada vez más fácil y placentero.

Por otra parte, su conversación se torna más variada e interesante para los demás, sus preguntas son más pertinentes e inteligentes, sus conocidos y relaciones aumentan. Esto causa mayores oportunidades de conocer gente importante y culta, lo que le abre enormes perspectivas con el tiempo.

Sus crecientes relaciones, su mayor simpatía producto de mayor seguridad y confianza en sí mismo, le permite un buen futuro laboral. Las personas amigas y conocidas, más un buen rendimiento en el trabajo porque a usted ya le es fácil aprender lo nuevo, le aseguran más oportunidades y mejores remuneraciones.

Y cuando jubile, cuando se retire, su conversación no será monótona. ¡Tendrá más temas que hablar y podrá dejar de conversar sobre enfermedades y remedios! Será un anciano o anciana más inteligente, con sabiduría, con quien es grato estar y conversar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario