¿Cómo influye la risa en el superaprendizaje?

Por cada carcajada, el cerebro libera catecolaminas, neurotransmisores asociados al placer y la felicidad; se fortalece el sistema inmunológico; se liberan endorfinas, analgésicos naturales que disminuyen el dolor; la risa ayuda a combatir el estrés, porque se relajan los músculos y sirve de ejercicio físico al aumentar la actividad del diafragma, tórax y pulmones; estimula el sistema linfático, circulatorio, muscular, hace transpirar y sube el ánimo. Todo lo cual provoca una autoestima más alta, tranquilidad, relajación, tolerancia al dolor y esperanza y, como si fuera poco, contribuye a desarrollar la capacidad de resistencia.

Desde el punto de vista educativo, la risa y el humor no son remedios mágicos, pero existen estudios que muestran que en la medida en que exista buen humor, el aprendizaje se hace más estable y duradero. Hay psicólogos que postulan que la risa sirve para aumentar la efectividad en las clases, convoca a la atención, ayuda a retener información, estimula la imaginación de alumnos y profesores; el humor sirve para suavizar conflictos, como recurso de distensión, para animar, socializar, aumentar la comunicación, la atención, retención y comprensión. Las clases en las que se ríe y se vive el buen humor, se perciben más cortas y las tareas se hacen menos monótonas.

Por ello se sugiere un ambiente de aprendiaje divertido, cordial y colaborativo, como una plataforma de un estado mental adecuado para el superaprendizaje.

La grabación "Activando el Poder Mental para el Estudio" de Sergio Valdivia Correa induce todas las capacidades para ser un buen estudiante: perseverancia, memoria, concentración, gusto por aprender y otras. Para personas de toda edad. Pulsa aquí para más información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario