El repaso, evitando la curva del olvido.

Factores que facilitan que olvidemos lo estudiado


    • Memorizar sin comprender.
    • Falta de atención y concentración.
    • Falta de repasos o mala distribución de los repasos.
    • No conectar lo aprendido con lo que sabemos.
    • No utilizar lo aprendido.
    • Exceso de nerviosismo que hace que nos bloqueemos.
    • Poco interés en lo que aprendemos.

 La curva del olvido


Todo material aprendido corre el riesgo de ser olvidado, tarde o temprano. Esto rige en especial para el caso del aprendizaje de vocablos. El investigador de la memoria Hermann Ebbinghaus presentó en 1885 los resultados de un experimento que demostraba que, apenas dos días después, el educando no podía reproducir las dos terceras partes de los contenidos, un fenómeno que desde entonces se conoce como "la curva del olvido de Ebbinghaus".

Técnicas para tomar apuntes

Al igual que frente al estudio, los estudiantes deben afrontar las clases con una actitud activa, las horas que están con los profesores son también horas de estudio. Para ello es de suma utilidad la toma de apuntes. Esto exige prestar atención y valorar continuamente qué es lo más importante de entre todo lo que el profesor está contando. De este modo reducimos al mínimo la dispersión y las distracciones, que con tanta facilidad nos hacen perder el tiempo y reducir nuestro rendimiento.

A las clases debes ir provistos de lo indispensable para escribir. Es importante que te coloques en un lugar desde el que puedas escuchar y ver al profesor con claridad. Esto no significa ponerse en la primera fila, la tercera fila, puede dar una perspectiva más amplia y menos expuesta que la primera.

Prepararse y presentarse a exámenes orales

   
El examen oral es una oportunidad para demostrar su conocimiento, sus habilidades de presentación y expresión, así como su habilidad para comunicarse. ¡También pueden ser una buena práctica para las entrevistas de trabajo!

     El examen puede ser formal o informal, pero debe considerar a todos los exámenes como intercambios formales, para causar una buena impresión. En ambos tipos, debe escuchar cuidadosamente la pregunta, y responder directamente.

Factores que inciden en el rendimiento

  • Factores internos: atención, concentración, capacidad, inteligencia, motivación, estado psicológico, etc.
  • Factores externos: ambiente y lugar de estudio.
  • Técnicas de trabajo intelectual: planificación, toma de apuntes, método de estudio, planificación de repasos, preparación y realización de exámenes, autoevaluación. 

Planificar el estudio

Una forma concreta de llevar a cabo mis objetivos y crearme un hábito de trabajo es planificar mi tiempo de estudio de forma que me dé confianza y seguridad en mí mismo. Además, mi planificación me ahorrará tiempo y esfuerzo, a la vez que me dará una visión global del quehacer.

Para ello debo tener en cuenta:

  • Estudiar todos los días el mismo tiempo y, a ser posible, a la misma hora.
  • Buscar las horas de estudio donde mi rendimiento sea más alto.
  • No trasnochar ni madrugar excesivamente.
  • Poner el orden de estudio de cada materia de acuerdo con mi propia curva de trabajo (nivel de concentración).
  • Distribuir el tiempo de estudio para cada materia de acuerdo con el grado de dificultad y exigencia personal.
  • Estudiar en varios periodos seguidos, intercalando pequeños descansos después de cada periodo.
  • Concretar qué tengo que estudiar en cada periodo.